lunes, 5 de octubre de 2009

ATRAPADO

Paloma Zubieta López

Hace días que no te veo y embarro la nostalgia por las ventanas en señal de desesperación. Aunque te me pierdas, sigo siendo eternamente tuyo. Guardo en la memoria instantáneas donde estás con otros en la cama y el corazón me revienta de celos. Pensé que eras mía, pero luego descubrí que estaba equivocado y que lo nuestro fue sólo una ilusión que duró varios meses hasta el día en que, para hacerte desgraciada, me tiré por el balcón. Acabo de descubrir el letrero de “se renta”. ¡Carajo! Te mudaste y yo que no puedo salir de aquí.

4 comentarios:

  1. Esto es lo bonito de la mini ficción: con solo unas líneas puedes recrear toda la historia.
    Retratas muy bien ese sentimiento de dolor e impotencia.
    Gran final.

    ResponderEliminar
  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.

    ResponderEliminar
  3. Pocas líneas, mucha profundidad. Muy bonito Paloma.

    ResponderEliminar